10 mejores tipos de suplementos para la salud de la tiroides

Mujer revisando su tiroides

La tiroides es una glándula en forma de mariposa en la base del cuello que regula el metabolismo. Es una parte importante del sistema endocrino, que produce y controla las hormonas del cuerpo.

Hay varios tipos diferentes de trastornos que pueden afectar la tiroides, afectando su función y, a su vez, su metabolismo.

Dependiendo de cómo el trastorno cambie la función de la tiroides, puede causar todo tipo de problemas con su salud, desde fatiga extrema, hasta problemas de presión arterial y trastornos del sueño.

Los nutrientes y suplementos específicos pueden ayudar a controlar algunos de estos síntomas.

Trastornos comunes de la tiroides

El doce por ciento de la población de EE. UU. Está afectada por algún tipo de enfermedad de la tiroides (1). Los trastornos de la tiroides pueden surgir cuando la tiroides comienza a producir demasiadas o muy pocas hormonas tiroideas.

Existen algunas enfermedades comunes de la tiroides con diferentes causas subyacentes: enfermedad de Hashimoto, enfermedad de Grave, bocio y nódulos tiroideos, y cáncer de tiroides (2). Aunque estas son enfermedades diferentes, afectan la tiroides al alterar la producción de hormonas de alguna manera.

El hipertiroidismo

Hipertiroidismo Vs Tiroides Saludables

El hipertiroidismo es cuando la glándula tiroides está produciendo demasiada hormona tiroidea. Afecta principalmente a las mujeres y es menos común en los hombres.

La enfermedad de Graves es la causa más común de hipertiroidismo, seguida de nódulos tiroideos y demasiada medicación para la tiroides (3).

Los síntomas de hipertiroidismo incluyen:

  • Corazón de carreras
  • Nerviosidad / Ansiedad
  • Inquietud
  • Transpiración
  • Sacudida
  • Irritabilidad
  • Dificultad para dormir
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Cambios en la piel (engrosamiento o adelgazamiento)
  • Cabello y uñas rompibles
  • Ojos saltones

Como puede ver, tener demasiada hormona tiroidea realmente puede afectar muchos aspectos diferentes de su salud.

Hipotiroidismo

Síntomas de hipotiroidismo

El hipotiroidismo es más común que el hipertiroidismo, que afecta aproximadamente al 4.6% de personas en los Estados Unidos (4). El hipotiroidismo ocurre cuando la tiroides no produce suficientes hormonas.

Con frecuencia es causada por una enfermedad autoinmune llamada enfermedad de Hashimoto. También puede ser causada por la extirpación quirúrgica de la glándula tiroides debido al cáncer o al daño causado por el tratamiento de radiación.

Hypothyroid puede causar muchos síntomas indeseables, estos pueden incluir:

  • La piel seca
  • Ganancia de peso / resistencia a la pérdida de peso
  • Fatiga
  • Sensibilidad al frio
  • Problemas de memoria / niebla cerebral
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Debilidad
  • Frecuencia cardíaca más lenta

Tanto la hipertiroidea como la hipotiroidea pueden hacer que te sientas muy mal. Afortunadamente, hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu nutrición.

Antes de tomar suplementos de tiroides

Antes de comenzar cualquier suplemento para la salud de la tiroides, primero debe comprender el tipo de disfunción de la tiroides que tiene y la causa raíz. ¿Es autoinmune? ¿Causado por una condición secundaria como el cáncer? Todos estos factores pueden afectar el tipo de suplementos que desea tomar.

Además, considere obtener un panel completo de la tiroides de su médico para asegurarse de que realmente tiene una disfunción de la tiroides. Muchas personas asumen que los problemas para perder peso o sentirse cansado todo el tiempo, indican un problema de tiroides. Estos síntomas pueden ser causados ​​por otras afecciones y deben ser diagnosticados por un médico antes de tomar cualquier suplemento para el tratamiento.

El panel ideal para la tiroides debe incluir: TSH, T4, T3 y T4 libre. La única prueba de TSH de muchos médicos, que no evalúa completamente la salud de su tiroides (5).

Una vez que tenga una imagen completa de la salud de su tiroides, puede comenzar a buscar suplementos para ayudar a controlar los síntomas.

Siempre asegúrese de consultar con su médico antes de comenzar cualquier suplemento, ya que pueden interferir con el tratamiento prescrito. Algunos suplementos pueden afectar el funcionamiento de los medicamentos para la tiroides, por lo que primero debe consultar cualquier cosa de su médico.

10 suplementos útiles para su tiroides

Las deficiencias de nutrientes pueden contribuir a la disfunción de la tiroides. La corrección de estas deficiencias con una adecuada suplementación y dieta puede ayudar a mejorar la salud de la tiroides.

Antes de tomar suplementos al azar para tratar las deficiencias, pídale a su médico un análisis de sangre para confirmar que realmente los tiene. Esto le permitirá a usted y a su médico elaborar un plan personalizado sobre qué suplementos tomar y qué dosis son las adecuadas para usted.

Vitamina D

La vitamina D actúa mucho más como una hormona que como una vitamina, por lo que no es de extrañar que también pueda afectar las hormonas de la tiroides, ya que todas las hormonas están interconectadas. La vitamina D también es responsable de la absorción de calcio, ayudando a mantener los huesos fuertes, una función inmunológica.

Su cuerpo realmente puede producir toda la vitamina D que necesita de la exposición al sol. La deficiencia de vitamina D, que afecta al 42% de las personas, puede aumentar el riesgo de todas las enfermedades de la tiroides, incluido el cáncer (6, 7).

La deficiencia de vitamina D es muy alta, principalmente porque pasamos demasiado tiempo en interiores. Pero, esta deficiencia generalizada también puede ser una causa subyacente de la enfermedad de la tiroides.

Un estudio 2013 evaluó los niveles de vitamina D en sujetos con disfunción tiroidea conocida. Los investigadores encontraron que los niveles de vitamina D eran significativamente más bajos en aquellos con hipotiroidismo, al igual que los niveles de calcio en suero.

El grado de deficiencia se asoció con la gravedad de la disfunción tiroidea. Los investigadores sugirieron que, basándose en estos resultados, una deficiencia de vitamina D puede afectar gravemente el diagnóstico y la progresión del hipotiroidismo. Sobre la base de estos resultados, los investigadores recomendaron que todas las personas con enfermedad tiroidea deben someterse a una prueba de detección de deficiencia de vitamina D (8).

Cómo tomar vitamina D

La vitamina D no se encuentra fácilmente en los alimentos; La leche, el pescado capturado en la naturaleza, los huevos, los hongos y otros alimentos fortificados son fuentes moderadas de esta vitamina. Si desea aumentar naturalmente su vitamina D, pase un tiempo al aire libre bajo la luz solar directa. Esto ayudará a aumentar la producción natural de esta vitamina en tu cuerpo y mejorar tu estado de ánimo.

La dosis diaria recomendada de vitamina D es 600 IU, pero muchos expertos creen que este número es demasiado bajo, considerando la deficiencia generalizada. La dosis diaria recomendada es un buen lugar para comenzar si desea tomar un suplemento de vitamina D, pero es posible que necesite más.

La mejor manera de saber exactamente cuánta vitamina D debe tomar es hacerse un análisis de sangre. Esto ayudará a su médico a determinar si necesita una dosis de nivel de receta o si un suplemento de venta libre lo hará, dependiendo de la gravedad de su deficiencia.

Relacionados: El los mejores suplementos de vitamina D clasificados.

Grasas Omega-3

Las grasas omega-3 son grasas antiinflamatorias esenciales para la salud humana. Deben provenir de la dieta, a diferencia de otros tipos de grasa que el cuerpo puede producir por sí mismo. EPA, DHA y ALA (los omega-3) son pescados grasos, nueces y semillas de lino.

Muchas de las afecciones que afectan la tiroides son enfermedades autoinmunes, provocadas por una inflamación excesiva en el cuerpo. La suplementación con grasas omega-3 puede ayudar a controlar la causa subyacente de las enfermedades autoinmunes de la tiroides, como la de Hashimoto, y mejorar los síntomas.

Se ha demostrado que la suplementación con grasas omega-3 funciona tan bien como muchos medicamentos antiinflamatorios (9).

Cómo tomar suplementos Omega-3

Los suplementos Omega-3 son una excelente manera de aumentar la ingesta de estas importantes grasas antiinflamatorias, especialmente si no comes una tonelada de pescado. Hay muchas opciones diferentes disponibles al elegir un suplemento omega-3.

Lo más importante es que contiene EPA y DHA, los omega-3 activos, en una proporción 2: 1. Aunque ALA también es un omega-3, debe activarse en los otros dos, un proceso altamente ineficiente. EPA y DHA te dan el máximo partido por tu dinero.

Elija un suplemento omega-3 que se obtenga de peces más pequeños como las sardinas o las anchoas, que tienen menos riesgo de contaminación por metales pesados. O considere el aceite de krill o el aceite de algas, que también están menos contaminados. El aceite de algas es la única fuente vegana de DHA y EPA.

Trate de suplementar con 1000-3000 mg por día de omega-3s. Pero, no olvides el pescado graso en tu dieta. Trate de comer pescado con alto contenido de omega-3, como el salmón salvaje, al menos dos veces por semana.

Relacionados: El Los mejores suplementos de aceite de pescado clasificados Y la mejores suplementos de aceite de krill.

Selenio

El selenio es un micronutriente que es necesario para preservar la función tiroidea. Es responsable de eliminar el peróxido de hidrógeno que se forma cuando el yodo se activa para producir hormonas tiroideas.

Con un selenio inadecuado, el peróxido de hidrógeno se acumula, lo que lleva a la inflamación y, eventualmente, al daño y la enfermedad de la tiroides. Por esta razón, la glándula tiroides contiene la mayor concentración de selenio en el cuerpo (10).

Cómo tomar selenio

La mejor fuente natural de selenio son las nueces de Brasil. Solo dos nueces por día cumplen con 100% de su valor diario de selenio. Las sardinas y las aves de corral también son buenas fuentes.

Un estudio 2014 de selenio y tiroiditis autoinmune encontró que la suplementación con mNg L-selenometionina 200 ayudó a mejorar la función tiroidea (11).

Es importante tener en cuenta que la suplementación con selenio puede empeorar la deficiencia de yodo, así que asegúrese de que sus problemas de tiroides no sean causados ​​por la deficiencia de yodo.

Relacionados: El los mejores suplementos de selenio clasificados.

cinc

El zinc es otro mineral y una deficiencia común en personas con tiroiditis de Hashimoto. Esto se debe a que Hashimoto puede causar niveles bajos de ácido estomacal, lo que dificulta la absorción de minerales como el zinc.

Esto es problemático porque el zinc es necesario para la síntesis de hormonas tiroideas, por lo tanto, una deficiencia puede empeorar la enfermedad de Hashimoto.

Una deficiencia de zinc puede ser la causa subyacente de un síntoma importante de la enfermedad de la tiroides, la pérdida del cabello. A menos que se corrija la deficiencia de zinc, la pérdida del cabello puede persistir incluso cuando los medicamentos están manejando bien los niveles de tiroides (12). Si uno de sus síntomas es la pérdida de cabello, puede considerar un suplemento de zinc.

Cómo tomar zinc

El zinc es un oligoelemento, por lo tanto, se necesita muy poco. La dosis diaria recomendada de zinc es 11 mg / día para hombres y 8 mg / día para mujeres. Los suplementos de zinc no deben tomarse a largo plazo solo para corregir una posible deficiencia.

El zinc puede bloquear la absorción de cobre, otro mineral importante. A veces se recomienda tomar un suplemento de cobre además del zinc para prevenir una segunda deficiencia.

Siempre es aceptable incluir fuentes alimenticias de zinc en la dieta, como huevos, pollo, carne de res y semillas de calabaza.

Relacionados: El los mejores suplementos de zinc clasificados.

Cobre

El cobre es un micro-mineral también importante para la función de la hormona tiroidea. Demasiado o muy poco cobre puede afectar la tiroides. Se ha encontrado que los niveles de cobre son significativamente superiores a lo normal en personas con hipertiroidismo (13).

Cómo tomar cobre

El cobre solo debe usarse a corto plazo y solo para quienes toman un suplemento de zinc. Las personas con hipertiroidismo deben evitar los suplementos de cobre. La mayoría de las multivitaminas contienen 2 mg de cobre, que es adecuado para satisfacer las necesidades de la mayoría de las personas.

La vitamina A

La vitamina A es una vitamina soluble en grasa que participa en la producción de hormonas tiroideas, en particular la conversión de T4 a T3. También puede ayudar a regular los niveles de TSH.

Un estudio 2014 evaluó el efecto de la suplementación con vitamina A en la función tiroidea de mujeres obesas con riesgo de hipotiroidismo. Ochenta y cuatro sujetos recibieron 25,000 IU por día de vitamina A o un placebo durante cuatro meses.

Varios marcadores de tiroides fueron medidos durante este tiempo. La vitamina A redujo significativamente las concentraciones de TSH durante el período de estudio, reduciendo el riesgo de hipotiroidismo (14).

Cómo tomar vitamina A

La vitamina A se presenta en dos formas, ya sea vitamina A activa o betacaroteno. La mayoría de los suplementos contienen una combinación de ambos. Las dosis varían desde 2,500-10,000 IU. El límite superior para la vitamina A activa es 10,000 IU, pero como la mayoría de los suplementos también contienen beta-caroteno, es probable que la vitamina A activa no se encuentre cerca de ese nivel.

Además, considera aumentar la vitamina A en tu dieta. Se puede encontrar en cualquier vegetal de color naranja o verde, como zanahorias, batatas y espinacas. El hígado, los huevos y los frijoles también son buenas fuentes.

Relacionados: El Los mejores suplementos de vitamina A clasificados.

Complejo de vitamina B

Las ocho vitaminas B son vitaminas solubles en agua que son importantes para un metabolismo saludable. Los problemas con la absorción y la digestión causados ​​por la enfermedad de la tiroides pueden llevar a deficiencias en estas vitaminas.

Las deficiencias en las vitaminas B pueden imitar los síntomas de la enfermedad de la tiroides, como fatiga, dolor muscular, debilidad y ansiedad.

De todas las vitaminas B, la vitamina B12 es particularmente importante para las personas con trastornos de la tiroides. Un estudio 2009 evaluó a los pacientes con hipotiroidismo 116 para detectar signos y síntomas de deficiencia de vitamina B12. También midieron varios marcadores sanguíneos para la función tiroidea y la anemia relacionada con B12.

Los investigadores encontraron que casi el 40% de los pacientes con hipotiroidismo tenían niveles bajos de vitamina B12. Aquellos con niveles bajos de B12 también informaron síntomas típicos de esta deficiencia, aunque no todos fueron manifiestamente deficientes. Estos síntomas mejoraron cuando se proporcionó B12 suplementario (15).

Cómo tomar complejo B

El complejo B es una vitamina común y barata. Son solubles en agua, por lo tanto, no existe un riesgo mayor de toxicidad. Las vitaminas B también se encuentran en la mayoría de las formulaciones multivitamínicas, en caso de que no desee tomar un suplemento por separado.

Si tiene una enfermedad de la tiroides, puede considerar hacerse una prueba de deficiencia de vitamina B12, especialmente si no come mucha carne. Si tiene deficiencia, su médico puede administrarle una inyección de B12 o recomendarle B12 sublingual para mejorar sus niveles.

Relacionados: El los mejores suplementos de complejo vitamínico B clasificados.

Magnesio

El magnesio es un mineral importante que desempeña un papel en más de 300 diferentes reacciones en el cuerpo. Uno de ellos es la conversión de la hormona tiroidea T4 en T3. Un metanálisis de 2015 encontró una conexión entre los niveles bajos de magnesio y un mayor riesgo de cáncer de tiroides (16).

Cómo tomar magnesio

Una dosis alta de magnesio suplementario puede causar diarrea, por lo tanto, si desea complementar, proceda con precaución. El límite superior para los suplementos es 350 mg / día.

El magnesio se puede absorber a través de la piel, a través de una loción o un baño de sal de Epsom. Estas podrían ser mejores opciones si no quiere lidiar con las preocupaciones digestivas.

Dicho esto, muchas personas con hipotiroidismo luchan contra el estreñimiento. Si este es el caso, el citrato de magnesio puede ayudar a mover las cosas. Comience con una media dosis para ver cómo reacciona su cuerpo.

Relacionados: El Los mejores suplementos de magnesio clasificados.

Ashwagandha

Ashwagandha es una hierba ayurvédica que se ha utilizado durante siglos en la India por sus propiedades medicinales. Es un adaptógeno o una hierba que puede ayudar a mitigar los efectos del estrés en el cuerpo. También puede afectar a la tiroides. Aumenta los niveles de hormonas tiroideas, que pueden ser beneficiosas para las personas con hipotiroidismo (17).

Cómo tomar Ashwagandha

La dosis recomendada es 300-500 mg por día. Se debe evitar para las personas con hipertiroidismo, ya que puede aumentar los niveles de hormona tiroidea.

También puede cambiar el funcionamiento de los medicamentos para la tiroides, por lo tanto, debe consultar a su médico antes de tomar ashwagandha.

Relacionados: El los mejores suplementos ashwagandha clasificados.

Yodo

El yodo se asocia frecuentemente con la enfermedad de la tiroides, pero los suplementos de yodo generalmente no se recomiendan para las personas con trastornos de la tiroides. Sí, se necesita yodo para producir hormonas tiroideas.

La falta de yodo en la dieta puede causar un bocio, o agrandamiento de la glándula tiroides, una de las causas del hipotiroidismo. Pero, ¿eso significa que debe tomar yodo automáticamente si tiene un trastorno de la tiroides? No tan rapido.

En los 1920, los bocios eran extremadamente comunes debido a la falta de yodo en nuestro suministro de alimentos. Por lo tanto, los funcionarios de salud pública decidieron agregar yodo a la sal para ayudar a complementar la ingesta de todos. Esto funcionó porque las tasas de bocio disminuyeron significativamente en solo 10 años y son muy raras hoy en día. Pero esto causó otro problema, en los países donde el yodo se agrega a los alimentos hay una mayor incidencia de Hashimoto (18).

Lo importante con la ingesta de yodo y la salud de la tiroides es el equilibrio, no quiere demasiado y no quiere demasiado.

Cómo tomar yodo

La dosis diaria recomendada de yodo es mcg 150 por día. La mayoría de las personas pueden cumplir este requisito solo con alimentos, por lo tanto, es mejor no tomar suplementos a menos que lo recomiende un médico.

Relacionados: El los mejores suplementos de yodo clasificados.

La línea de fondo para la salud de la tiroides

Controlar la salud de la tiroides requiere un enfoque multifacético.

Primero, siempre hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento, especialmente si está tomando medicamentos para la tiroides. Algunos suplementos pueden interferir con la función de estos medicamentos o su médico puede tener que ajustar su dosis.

Mejorar la salud de la tiroides también implica algunos cambios en el estilo de vida, como el manejo del estrés y la reducción de la carga tóxica de los químicos ambientales o los metales pesados. Las modificaciones de la dieta pueden ayudar también.

Seguir una dieta antiinflamatoria con alto contenido de frutas, verduras y proteínas magras también puede ayudar a mejorar la salud de la tiroides.

Abordar la salud de su tiroides desde un enfoque médico, de estilo de vida y nutricional es la manera más efectiva de controlar sus síntomas y apoyar la función de su tiroides.

Ⓘ Todos los productos y marcas de suplementos específicos que aparecen en este sitio web no están necesariamente respaldados por Ana.

Almacén de fotografías de Albina Glisic / Timonina / art4stock / Shutterstock

Registrarse para recibir actualizaciones

¡Obtén actualizaciones de suplementos, noticias, sorteos y más!

Algo salió mal. Por favor, revise sus entradas y vuelva a intentarlo.


¿Fue útil esta publicación?

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.

Sobre el Autor